Otro Teruel

Teruel es un municipio de algo menos de 10.000 habitantes y casi 500 km2 a  3º de latitud norte al pie de la cordillera central de los Andes, en Colombia. Sus 24 veredas se distribuyen entre 850 y 5.700 m de altitud sobre el nivel del mar. El viaje en coche desde Bogotá se hace en unas siete horas, después de descender 2000 m desde la capital hacia el sur, valle arriba del río Magdalena, el más caudaloso y uno de los más regulados del país después de la construcción de las presas de Betania y El Quimbo.

DSCN2085

En el recorrido se puede apreciar la gran diversidad paisajística de esta extensa nación, cuatro veces más extensa que España, y este gran estado, que inicia -no sin dificultades pero con determinación- un proceso de paz ejemplar. Desde las nubladas cumbres de las cordilleras andinas hasta el cauce del Magdalena, con 5000 m de desnivel, se aprecian nevados los robledales, el bosque lluvioso y el bosque seco tropical, desiertos con cactus, ríos torrenciales con fuertes pendientes y grandes bolos en sus cauces, y caudalosas quebradas, como antaño lo fue el mismo Magdalena antes de su artificial domesticación por las urgencias hidroeléctricas y las eclécticas autorizaciones ambientales.

Entrando en la parte alta del Magdalena, donde el maíz y los regados campos de arroz dejan hacia el occidente a la industrial Neiva, capital del Departamento, se inicia el recorrido por el ancho valle hasta las estribaciones de una pequeña sierra con nombres curiosos para estas latitudes: La Polonia, Armenia, Estambul y el mismo Teruel. Muy pocas personas en este recorrido han estado en Teruel, aunque saben que es bonito.

DSCN2026

Las aguas de color achocolatado de ríos y quebradas indican la torrencialidad de las lluvias. Todo lo hace más agradable al ascender desde los 400 metros de altitud del centro del valle hasta la sierrita en que se encuentra la localidad. La carretera a lo largo del río Pedernal, entre una frondosa vegetación de ribera y potreros pastados por vacas en el piedemonte serrano, es algo tortuosa, pues atraviesa varios macizos calcáreos. El recorrido, no obstante, se hace placentero, porque dejados atrás los calores tropicales un frescor serrano te sorprende agradablemente.

Allí, traspasados los primeros altos de la sierrita y las primeras canteras de piedra caliza, surge a poco más de 900 de altitud el pueblo de Teruel, extendido en barrios conectados por cuestas, pues se encuentra en un cerro seguido de cerros. Se observan grandes diferencias de disposición de sus calles por barrios y en la construcción de sus casas. Desordenadas las de la parte baja del pueblo, cerca de la quebrada, con casas bajas sencillas y con techo de chapa. Ordenadas en cuadras rectilíneas, construidas de bloque o ladrillo y bien pintadas las de alrededor de la plaza central del pueblo, típico zócalo cuadrado ajardinado con grandes ceibas, caracolíes, palmas y acacias.

DSCN2061

La gente de Teruel es amable y habladora. Al poco de conocerlos, te explican su historia reciente, plasmada en el mural de la plaza, que ilustra cómo se hizo la carretera que los conecta con la capital del Departamento a través de Palermo, primero a pico y pala y luego con maquinaria hasta finales del siglo pasado. También te cuentan cómo derruyeron la iglesia tan bonita hecha de arcilla y barro que se encontraba en la misma plaza. Que no les afectó mucho la guerrilla, aunque había; ni los narcos, porque se quedaban en la parte alta de la sierra por encima de los cafetales, a los cuales van a trabajar ahora parte de los habitantes del pueblo. En Teruel se produce un buen café, buena carne y leche, y se extrae piedra de cantería.

Celebran fiestas con gran alegría y bailes a finales de junio, cuando las mujeres lucen alegres vestidos y los hombres con camisa y pantalón blancos llevan pañuelo rojo al cuello. Agradable, muy agradable es visitar Teruel. Merece la pena conocerlo, así como a sus gentes. Teruel, Huila, Colombia. Aunque muy pocas personas sepan por qué en 1937 decidieron cambiar su nombre original, El Retiro, por el de Teruel.

Francisco A. Comín Sebastián

One comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s