Un recorrido guiado por los Turietos de Ordesa para celebrar el centenario de la declaración del PNOMP

El pasado 27 de julio pasamos una jornada muy agradable y didáctica en el recorrido guiado por Daniel Gómez, investigador del Instituto Pirenaico de Ecología experto en botánica, por los Turietos, los senderos que atraviesan los valiosos bosques que se despliegan por las laderas de entrada al valle de Ordesa por la cara Norte, en una de las actividades organizadas por la celebración del centenario de la declaración del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido (PNOMP)

La excursión consistió en la ascensión desde Torla a la Pradera de Ordesa por el camino conocido como ‘Turieto bajo’, que es la vía tradicional usada por los habitantes y sus ganados antes de que se construyera la carretera. Al principio del recorrido, Daniel Gómez dio una explicación general del tipo de vegetación que nos íbamos a encontrar y de la presencia y evolución de los pastos a lo largo de los siglos, como elemento básico de la economía tradicional de la zona. Por su parte, José María García Ruiz, Profesor de Investigación “Ad Honorem” del IPE, explicó el paisaje orográfico y el valor geológico del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, el macizo calcáreo más grande de Europa. El espacio engloba una amplia representación de toda la flora europea, desde las especies mediterráneas pasando por el bosque templado hasta la vegetación de alta montaña.

A lo largo del sendero del Turieto bajo reconocimos distintos enclaves de flora mediterránea y submediterránea para, progresivamente, entrar en los dominios del piso montano alto con sus impresionantes hayedos y pinares de pino albar de gran porte. El camino discurre junto al río Ara que regala el sonido del agua en sus rápidos y cascadas, e hicimos paradas en varios miradores para contemplar el paisaje y tomar imágenes.

Después de la comida en la pradera, realizamos la vuelta atravesando el ‘Turieto Alto’, camino recientemente abierto al tránsito que atraviesa un bosque de abetos, de los más sobresalientes del país. El acusado ambiente nemoral creado por los enormes abetos provoca una sombra profunda en el sotobosque que veta la expansión de muchas plantas vasculares y permite vivir a líquenes, musgos y helechos especialistas.

La madurez extraordinaria del bosque permite apreciar su dinámica natural con una gran heterogeneidad en las edades de los árboles y el ciclo de la vida que se inicia en los troncos muertos.

F5

Este recorrido también permite comprobar cómo especies más recientes como las hayas, han ido ganando dominios en los bosques a otras más primitivas como el pino o el abeto. Estos bosques fueron refugio del último bucardo, una hembra de esta subespecie de cabra pirenaica única en el mundo que falleció al caerle un árbol en el año 2000, lo que supuso su extinción total.

Esta es una de las excursiones guiadas por investigadores del Instituto Pirenaico de Ecología que se organizan dentro de las actividades de celebración del centenario de la declaración del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, con el objetivo de divulgar las singularidades y la riqueza natural del espacio y de su entorno. Anteriormente se realizó un recorrido geológico a las Gargantas de Escuain y otro de flora para observar la orquídea ‘zapatito de dama’.

Todas las excursiones guiadas planificadas para los próximos meses están completas. Muchas gracias a todas las personas que participaron y por su interés en conocer nuestro territorio y sus tesoros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s