Nueva edición de “CSI resuelve el crimen” para fomentar las vocaciones científicas

Y el lugar del crimen es… La sede del Instituto Pirenaico de Ecología-CSIC, en el Campus de Aula Dei de Montañana, se ha convertido durante esta semana en un auténtico laboratorio de investigación policial con una nueva edición de la actividad “CSI: resuelve el crimen”. Alumnos de los centros educativos I.E.S. Ángel Sanz Briz (Casetas), I.E.S. Biello Aragón (Sabiñánigo, Huesca) y del Colegio San Alberto Magno (Zaragoza) han sido los participantes en esta actividad que pretende acercar a los jóvenes a la ciencia.

“CSI: resuelve el crimen” es un proyecto de divulgación científica en el que participan los seis centros de investigación del CSIC en Aragón, que utiliza el atractivo de las series televisivas del mismo nombre para atraer a los estudiantes de bachillerato a realizar investigaciones simuladas análogas a las que causan su interés en la pequeña pantalla. Detrás del símil televisivo se esconde un intento para acercar a los alumnos a la investigación científica, a la pasión de utilizar la ciencia para contribuir al bienestar de la sociedad.

IMG_0633

Los alumnos que han participado en el “caso” del IPE, han debido descifrar la información de las pruebas aparecidas en el cadáver hallado en el interior de un coche, en la cuneta de una carretera de Zaragoza. Así, separados por grupos, los alumnos han analizado en los laboratorios la tierra de la suela de sus zapatos, las características y los componentes del agua extraída de sus pulmones y, mediante el uso de Sistemas de Información Geográfica, han tratado de localizar los lugares de los que podrían proceder los restos vegetales aparecidos en la mano del cadáver gracias a la identificación de las especies. En una sesión final colectiva, todos los grupos han demostrado su sagacidad para la investigación, poniendo en común las observaciones de cada grupo para dar con el lugar en el que se cometió el crimen.

Todo esto, tutelado por el personal técnico y los investigadores del IPE que se han encargado de esta actividad: Graciela Gil, Héctor Romanos, Mercedes García, Iván Santamaría, Alberto Barcos, Ana Foronda, Paz Errea y Ana Moreno.

a61d35a0-61af-4c46-810a-e20fc573c46a

Los estudiantes son los verdaderos protagonistas de esta experiencia, en la que los jóvenes utilizan el mismo instrumental científico que se emplea para la actividad investigadora real. Entre las actividades que se realizan se encuentra desde la medida de un pH hasta la identificación de un grano de polen bajo el microscopio. Ahora, los estudiantes trabajarán en sus respectivos centros educativos sobre las conclusiones obtenidas, y realizarán sus propuestas para el concurso de pósteres y el concurso de vídeos científicos ‘Yo investigo’.

Por último, todos los centros educativos participantes en esta actividad se reunirán en una jornada de clausura que tendrá lugar el 18 de diciembre en Ibercaja Patio de la Infanta y en la que pondrán en común sus trabajos y se hará entrega de los premios a los ganadores, al más puro estilo de un mini-congreso científico.
IMG_0622

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s