Investigadores del Instituto Pirenaico de Ecología participan en el primer análisis global del agua por goteo en cuevas

El grupo de investigación de Procesos Geoambientales y Cambio Global del Instituto Pirenaico de Ecología (IPE-CSIC) participa en el primer análisis global del agua por goteo, que analiza su relación con el clima a través del estudio de cerca de cuarenta cuevas en todo el mundo.

Un equipo internacional de investigadores en el que han colaborado Ana Moreno, Miguel Bartolomé y Carlos Pérez-Mejías, tres investigadores del Instituto Pirenaico de Ecología – CSIC y del Museo Nacional de Ciencias Naturales, y liderado por el Dr. Andy Baker de la University of New South Wales en Sídney (Australia), ha llevado a cabo el primer análisis a escala global de las aguas de goteo en cuevas. En el estudio, recientemente publicado en la revista Nature Communications, se ha recopilado información de 39 cuevas, dos de ellas localizadas en Aragón, y más de 160 goteos. Este análisis, centrado en la comparación de la composición isotópica del agua de los goteos con la de la lluvia y con la esperada de la recarga subterránea, ha permitido determinar por primera vez la relación entre el clima y la composición de las aguas de goteos, poniendo énfasis en los umbrales climáticos.

Las estalagmitas y estalactitas que encontramos en las cuevas contienen información de gran valor sobre el pasado climático de nuestro planeta. En particular, la composición isotópica del oxígeno del carbonato de las estalagmitas es un indicador muy utilizado para reconstruir el cambio climático del pasado. Este oxígeno proviene del agua que gotea de las estalactitas (en el techo) a las estalagmitas (suelo) y tiene su origen en el agua de lluvia, proporcionando así una conexión directa con el clima de superficie. Comprender hasta qué punto la composición isotópica del goteo se relaciona con la lluvia es imprescindible para desentrañar el potencial climático de estalagmitas y estalactitas.

En climas relativamente fríos, la composición isotópica del oxígeno en las aguas de goteo es similar a la de la lluvia, indicando que los isótopos de oxígeno en las estalagmitas preservan bien la información sobre la lluvia en esas regiones. Sin embargo, en climas cálidos y con mucha estacionalidad (especialmente con verano muy secos), la composición isotópica del goteo es similar a la del agua que se infiltra en la cueva a través del suelo y la roca caliza. Dicha agua no se almacena en el suelo ni es usada por la vegetación ni se evapora. Este resultado implica que los registros isotópicos en las estalagmitas encontradas en cuevas bajo climas mediterráneos nos van a hablar de cómo era la recarga de agua subterránea más que ser una respuesta directa de la cantidad de lluvia.

En momentos como el actual, con grandes sequías en la región mediterránea, estos resultados son importantes porque nos permiten usar las estalagmitas de cuevas del noreste peninsular como indicadores de la recarga subterránea de los acuíferos en el pasado y poder comprender mejor la respuesta hidrológica en nuestra región.

Global analysis reveals climatic controls on the oxygen isotope composition of cave drip water

Andy Baker1*, Andreas Hartmann2,3, 1, Wuhui Duan4,5,1, Stuart Hankin6, Laia Comas-Bru7,8, Mark O. Cuthbert9,1, Pauline C. Treble6,1, Jay Banner10, Dominique Genty11, Lisa M. Baldini12, Miguel Bartolomé13,14, Ana Moreno13, Carlos Pérez-Mejías13 and Martin Werner15

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: