Sotos del Gállego – Primavera 2018

La popular excursión de primavera del Instituto Pirenaico de Ecología-CSIC transcurrió este pasado domingo, 3 de junio, por el soto del río Gállego, en una ruta circular entre Erés y Biscarrués. Más de una treintena de participantes pudieron apreciar la biodiversidad prepirenaica en una zona en la que entran en contacto la vegetación mediterránea termófila y la de ribera.

Tras una breve parada para contemplar el paisaje, presidido por los Mallos de Riglos, los excursionistas se dirigieron hacia el puente de hierro de Santa Eulalia de Gállego, frente al cual se inició la andada.

La guía científica corrió a cargo de los investigadores del IPE Daniel Gómez García y José María García Ruiz (Ad Honorem), y de José Antonio Cuchí, de la Universidad de Zaragoza. Los científicos destacaron algunas de las especies propias de la zona mediterránea que predominan en el entorno, como el romero -que se extiende por la ausencia de heladas- o el madroño. Asimismo, resaltaron la encina y el pino carrasco como árboles dominantes en la zona.

Después de caminar durante un tramo de pista, el grupo se adentró en el soto del Gállego, en el cual, gracias a la humedad del río, se desarrollan unos espectaculares bosques en galería de chopos y sauces. 

Caminando junto al río, los excursionistas pudieron observar plantas como la zarzaparrilla -una liana-, el rusco -de la familia del ajo-, el equiseto -un “dinosaurio vegetal” de más de doscientos millones de años-, el tamariz, el durillo o la coscoja. Además, los caminantes se encontraron con algún ejemplar de orquídea.

La andada concluyó en Biscarrués, con una parada previa a las afueras del municipio para conocer la historia y la tradición navatera. Antes de regresar a Zaragoza, los excursionistas se desplazaron hasta Ayerbe para conocer Casa Ubieto y degustar las populares tortas de la localidad.

Galería de imágenes:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.